We love Hong Kong

 

 

CWT

Hong Kong es conocida por ser una de las capitales financieras del mundo, pero también por sus ancestrales tradiciones, su ambiente vibrante, sus altos rascacielos y la excelencia de su cocina. Por eso, se ha posicionado como un referente en el circuito de las reuniones y eventos en la región de Asia Pacífico. Entre las muchas razones que la avalan está la de ser conocida como la puerta de entrada a China en cuestión de negocios. Y es que gracias a sus inestimables ventajas económicas y a las muchas conexiones de transporte de que dispone, las reuniones y eventos que se celebran aquí pueden vincularse con otras en la China continental de manera sencilla.

Una gran oferta para MICE

Según el informe sobre tendencias futuras en reuniones y eventos de CWT M&E, Hong Kong se posiciona con el séptimo destino preferido en la región de Asia Pacífico para el sector MICE. Y es que cualidades no le faltan a la antigua colonia británica e importante puerto marítimo.

Por ejemplo, Hong Kong reúne algunos de los espacios para eventos más importantes del mundo, que destacan por su cuidado diseño, capacidad y versatilidad. Tampoco se quedan atrás los estándares de servicios y las distintas posibilidades de celebrar eventos de todas las formas y tamaños, con el máximo estilo y confort.

El Hong Kong Convention and Exhibition Centre de la ciudad acaba de cumplir 30 años, en los que ha acogido más de 47 000 eventos y dado la bienvenida a más de 112 millones de asistentes de todo el mundo. Mucho más reciente es el hotel de cinco estrellas Rosewood Hong Kong, que ha abierto sus puertas recientemente en el Puerto de Victoria. Con 413 habitaciones repartidas en 43 pisos, ocho restaurantes, un gimnasio, piscina y spa, hace las delicias de sus huéspedes. Pero también ofrece espacio para trabajar en él, puesto que cuenta con varias salas de gran tamaño, para eventos, y otras más recogidas, en las que celebrar reuniones.

La capacidad hotelera de la ciudad es impresionante, tanto en la zona de Kowloon, en la península, como en la propia isla de Hong Kong. Los precios por alojarse en ambas zonas son similares, pero en la primera podrás disfrutar del ambiente de sus calles las 24 horas del día, mientras que en el distrito financiero, sito en la isla, las noches son más tranquilas. En ambos casos, es recomendable reservar con cierta antelación. Hong Kong es un destino popular y no querrás quedarte sin habitación en tu hotel preferido.

La ciudad tiene una posición privilegiada que la convierte en una ubicación excelente en la zona de Asia Pacífico. Su accesibilidad geográfica permite un gran número de conexiones, y ha dado pie a sus ventajas económicas. De hecho, la ciudad es conocida por ser un importante centro de tráfico aéreo, con un aeropuerto que ofrece hasta 1100 vuelos diarios a 220 destinos en todo el mundo.

Algo que destaca sobremanera de la organización de un evento o reunión en Hong Kong es el apoyo profesional que allí se ofrece, así como su gran experiencia en el sector MICE. La amabilidad asiática es mucho más que un tópico.

Paraíso gastronómico y cultural

Aunque Hong Kong es el centro de negocios de Asia, la ciudad ofrece mucho más a los que la visitan, ya sea por ocio o negocios. La antigua colonia británica es vibrante y dinámica y aúna la herencia china con una gran modernidad, lo que da a cada reunión y evento el tan buscado factor ‘wow’.

La comida es algo que une a visitantes y locales, gracias a los más de 14 000 restaurantes que sirven algunos de las mejores platos de la cocina china e internacional. Desde los imprescindibles puestos callejeros hasta los reputados locales con estrellas Michelin, la oferta culinaria de Hong Kong es toda una experiencia. La fama de los dim sum que se sirven en esta ciudad bien merece que los probemos. La cadena Tim Ho Wan está especializada en esta delicia y su restaurante hongkonés cuenta con una estrella Michelin, pese a lo barato de sus precios.

Tampoco puedes perderte la reconocida pastelería típica de la ciudad o el yuangyang, una sabrosa mezcla de café con té, que se puede tomar fría cuando el calor aprieta en la ciudad.

El influyente patrimonio chino tiene una fuerte presencia en Hong Kong, con festividades dedicadas que se celebran durante todo el año, dependiendo del Mes Lunar. Muy a menudo se pueden observar celebraciones públicas con los típicos farolillos iluminados, visitas a los templos, dragones danzantes y los más deslumbrantes colores.

Después de la cena, un paseo por la Avenida de las Estrellas (en Kowloon) nos permitirá conocer el particular paseo de la fama asiático, en el que fotografiarse con la estatua del polifacético Bruce Lee o con las huellas de actores tan conocidos como Chow Yun-Fat o Jackie Chan

Si se dispone de algún día libre y lo que más apetece es huir del avispero que a veces resulta la ciudad, se puede aprovechar el día para subir al Pico Victoria en su emblemático funicular, visitar el pintoresco pueblo de Stanley y su increíble mercado, coger el metro hasta Lantau, para visitar su gran Buda de bronce, o tentar a la suerte en los casinos de la cercana Macao.

Autores: Luther Low, Director of Operations & Busines, CWT Meetings & Events APAC, y redacción CWT España

 

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Puedes cancelar tu suscripción de nuestra lista de correo en cualquier momento utilizando el enlace "cancelar suscripción" en cualquiera de nuestros correos electrónicos.